El agua va a la Escuela es un Programa especialmente diseñado para promover el uso responsable del agua, de los servicios y de la infraestructura sanitaria, a través de un proyecto pedagógico específico.

El Programa está especialmente diseñado para ser implementado por los operadores de servicios sanitarios, áreas ambientales provinciales o municipales y distintas instituciones o empresas interesadas en la temática.

Las actividades tienen destinatarios múltiples: los alumnos de 5º o 6º grado de nivel primario, los docentes y directivos de las escuelas, las familias de los alumnos y la población en general, ya que se plantean acciones sobre todos estos públicos.

El Programa provee todos los materiales necesarios para su implementación (cuadernillos para alumnos, guía para docentes, video de capacitación docente, planilla de evaluación, afiches, cuadernillo de actividades de cierre, materiales de difusión, cartas de convocatoria, etc.)

El agua va a la Escuela contempla una metodología de taller, participativa, que parte de la realidad local y cotidiana de los alumnos. De esta manera se busca hacer concientes, y modificar, conductas que están incorporadas a lo cotidiano, como el derroche, el descuido de las instalaciones sanitarias del hogar, la falta de atención sobre los dispositivos de depósito o el uso incorrecto de los sistemas de efluentes, entre muchos otros.

El Programa aborda el tema desde el punto de vista de la gestión del recurso, con una mirada integral sobre la problemática del agua.

El agua va a la Escuela cuenta con el apoyo del Consejo Hídrico Federal (COHIFE), el organismo que agrupa a los organismos hídricos de todas las provincias argentinas, y de la Nación.